.
 ENTODALACOSTA.com.ar - PEHUEN CO / HISTORIA
.
 

   El 18 de diciembre de 1948 el Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires promulgó el decreto de fundación del balneario de Pehuen Co. Nacía formalmente la hermosa villa veraniega, pensada, moldeada y forestada sobre los médanos por don Avelino González Martínez.

   Aquellas tierras, antiguamente habitadas por los tehuelches araucanizados, fueron fiscales hasta el año 1882, cuando en remate público las adquirió José María Bustos, para luego vendérselas a los hermanos Avelino y Modesto González Martínez.

   Esta familia, desde la estancia "El Palomar", asentada cerca del río Sauce Grande y separada por unos ocho km de Pehuen Co, partía todos los veranos hacia aquel, llamado por entonces simplemente "la costa" o "la playa". El viaje, lento y fatigoso, pero lleno de expectativas y alegría, lo hacían en un carruaje de cuatro ruedas tirado por tres caballos. Primos, tíos, abuelos y amigos eran los infaltables compañeros de la aventura.

 

    Años después llevaron una casilla rodante, de las que utilizaban las trilladoras de principios de siglo para alojar a la peonada, y también construyeron en la playa una "enramada" de madera y techo de paja.

   Ambas volvían a la estancia pasado el verano.

 
 

      Finalmente hacia 1929 don Avelino adquirió un camión Chevrolet adaptado para el transporte de pasajeros. Sentados frente a frente, sobre tablones de madera, cabrían entre 12 y 14 personas. Permitió, sin lugar a dudas, que los viajes sean más cortos y más frecuentes. Por aquellos años se sumarían los primeros veraneantes: las familias de Luis Morado Veres y su esposa "Piro" Portillo y Juan Viera y su Sra. "Clota" Medús que, junto a amigos y familiares, instalaron carpas de lona año tras año hasta levantar finalmente unas casillas de madera y zinc con un local central con techo de paja vizcachera. "El campamento" fue el nombre con que se conocieron dichas instalaciones mientras se usaron.

   A fines de los años 30, al quedar don Avelino como único propietario de las tierras, se afianzó la idea de crear una villa balnearia, inspirándose en un paraje de la costa atlántica francesa llamado "Las Landas", un inmenso arenal forestado con pinos, que de alguna manera le habían hecho recordar las dunas locales. A partir de allí la fijación de los médanos se encaró sistemáticamente. Los primeros trabajos consistieron en cubrirlos con lienzos de lana, sujetándolos con estacas de tamarisco, sistema que luego fue reemplazado por el "empajado", que consistía en cubrir las arenas con paja de yuyos de las cercanías. A la fijación sucedió la forestación con pinos y eucaliptus, plantados a la vera de las nuevas avenidas San Martín y Rosales, trazadas sobre la arena en forma perpendicular al mar, a las que años después se le sumaría la avenida Ameghino. Un carro aguatero llenado a balde desde pozos artesianos distribuidos en el lugar era el encargado de regar los plantines.

   Hacia la década del 40 las tareas fundacionales del balneario tomaron renovado vigor al solicitar don Avelino, para la urbanización de la villa, anteproyectos a tres conocidos paisajistas: los arquitectos Martínez y Villeminot y el ingeniero Benito Carrasco, resultando elegido el trabajo de éste último. Se realizó un relevamiento previo del arbolado existente y un estudio alquimétrico para luego poder comenzar la tarea definitiva del plano de urbanización.

   Con todos los adelantos logrados, llegó el momento de darle un nombre a la villa. Se decidió utilizar el idioma araucano en reconocimiento a los antiguos habitantes del lugar y a través de una votación familiar se eligió "Pehuen", que significa araucaria y "Co", agua.

   Con los planos presentados y el nombre propuesto en 1948 la provincia aprobó su creación. Inmediatamente ingenieros y agrimensores comenzaron a delimitar los primeros lotes y en febrero del año siguiente se firmaba el primer boleto de compra-venta, a nombre del Dr. Nicolás Murzio, al que le seguirían los de Baioco, Calvo, Ballesteros, Antinori, De Toro, Durand, entre otros. A todos ellos se les ofrecieron ciertos privilegios, como premios en dinero efectivo o materiales de construcción, con el objetivo de impulsar una rápida edificación de viviendas.

   Con los años, y con la inauguración del camino pavimentado, el crecimiento y el progreso de la villa se hicieron cada vez más notables, pero sin dejar de lado las premisas fundamentales: naturaleza, esparcimiento y tranquilidad.

Fuente y foto: http://www.muncrosales.gov.ar

En Pehuen Co ...

.

Qué hacer ...

.

Pehuen Co ...

.

Te recomendamos ...

.

Información ...

Código Postal: 8901
DDI Telefonía Fija: 00542932
DDI Telefonía Móvil: 005492932
DDN: 02932
Partido: Coronel Rosales

.